miércoles, 13 de mayo de 2009

Tres mil noches con Marga.






Margarita del Río


A Margalida.
No sé on ets, Margalida,/però el cant, si t'arriba,/pren-lo com un bes./Crida el nom/del teu amant,
bandera negra al cor... Joan Issac
Con la que está cayendo- siempre ha caído mierda selectiva del cielo para los mismos-enfermedades mutantes globalizadas, iglesia metiendo mano en textual y dando por el culo en particular—espero que la Srta Pepis, denote el esfuerzo mío por aparcar los galones de sobrecargo de la Enterprise, una siempre ha cargado a la izquierda y Vd. no me gusta al igual que yo no le gusto a Vd., cómprese una mercería digna de su nombre con bragas Hello Kitty y procure que se la folle un pez o dos-- En fin, en estos días de trueno, de convulsiones y visionarios apocalípticos, me ha conmovido la pérdida de Antonio Vega. Gracias, Antonio, por tus letras, esas que forman parte de la banda sonora de nuestra particular nostalgia. El recreo por fin llegó y los vacíos serán vacíos en Orión que siempre es mucho más interesante. Tres mil noches con Marga serán eternidad pues ya no serán. “Grita el nombre de tu amante, bandera negra en el corazón” Te entiendo, me asomo a la ventana para comprobar que solo el amor nos salva. I potser no sabràs/que el seu cos sovint/ens creix a les venes/en llegir el seu gest/escrit per parets/que ploren la història..



5 comentarios:

BUENAS NOTICIAS dijo...

Me sumo a tu homenaje a Antonio Vega. También puso banda sonora a muchos de mis momentos más mágicos...
Un beso, Labelia. Te noto un poco baja de ánimos... Te mando energías y buen rollo, por si acaso...

LABELIA dijo...

Ah, pues va a ser que no estoy baja de ánimos, estoy cabreada con el mundo y en concreto con algunos seres paranormales. Recibo la energia y el buen rollo, gracias. Cierta melancólia me invade--pero eso es normal, invadida estoy desde que me conozco--y mientras la SGAE haciendo caja.
Otro beso para ti.

La paciente nº 24 dijo...

Me has balanceado entre la risa y la tristeza, lo confieso Labelia, lo confieso. Me he reído y casi he llorado, ya lo había hecho ayer “Ayer”, desde y hacia Orión, por supuesto. Yo también cargo y recargo de izquierda o a la izquierda, como buena zurda que soy –ya en todos los sentidos-. Sí, lo de la empatía se puede, se puede que te lo digo yo que me pasa idem de idem. ¿Me enseñarás catalán? Me muero por aprenderlo.

Un saludo. Descuida, ahora mismito subo a tu piso.

J. J. García Rodríguez dijo...

Lali, la verdad que no tienes pinta de llevar bragas de Hello Kitty bajo el uniforme de comandate-piloto de la nave Enterprise...

Je, eres la caña... Mejor los galones, claro. O la ropa interior de luchadora en el barro. Y la lencería de batalladora infinita
de la guerra de las galaxias. Tú y tus espadas laser verdefosforito contra los que ponen puertas al cielo y levantan muros de gripe porcina contra la humanidad en las fronteras.

Más vale un kiki improvisado que unas bragas hello kitty en el momento adecuando. Con perdón...

Bueno, y ahora no creo que pueda decir nada que suene medianamente
creible sobre Antonio Vega.

Lo sentí mucho. Siempre me ha gustado mucho, más que los Nacha. Un músico y compositor nolvidable. Seguirá sonando por siempre, más que un eco.

Volveré.
A tus órdenes, Lali.
Que la fuerza te acompañe.

Calle San Juan de Dios Nº8 dijo...

Te veo severa en tu última actualización.
Y por supuesto tienes mucha razon.
No dejes que esos malditos hijos de puta te pongan de los nervios.
LAdrones habra siempre .
Sociedades semisecretas que se abastecen del arte.
Pero nuestro arte i se compra ni se vende, lo exponemos a la libertad de ser leido por el mundo por que nos sale de los cojones.
He dicho, jajaa.
Un saludo desde mi calle