domingo, 24 de mayo de 2009

Ni los unos, ni los otros.



Retorno. El ordenador se rompió. Roto. Quiero pensar que fue un acto de solidaridad para conmigo. Mi ordenador es más persona que algunas personas. Esas personas-personas son en realidad amebas programadas para la normalidad, entendiendo por normalidad sus parámetros de cabestro cabal que, ante cualquier tipo de actitud diferencial les aparece en la pantalla de sus meninges un “El sistema no reconoce” No quiero llorar, no voy a llorar. Mañana, otra vez los mañana, harán una prueba sobre mi granulosa en el hígado—mío, el hígado—mío, joder. Me he encontrado tan sola en este periplo, periplo abierto, que no doy nada por perdido, nada. He abierto el ordenador, después de una etapa somne, y me encuentro no con declaraciones de lealtad y amor—amor, si no ¿Qué sino? con gilipolleces elevadas a la máxima potencia. Me envían sendos mensajes, los unos y los otros. Nadie a quién yo aprecie-putada extrema-- Los unos me dicen que tienen una página web que es la ostia de las ostias, y que si encuentro algo mejor que “busque compare y compre” y además me vendían un “cuadro de honor” con los premios y demás dádivas. Un pestazo a P.P. Y a gaviota invade esta pantalla. Me tapo la nariz. Los interfectos han ganado premios de poesía (no entiendo si a eso se le puede llamar tal) en ayuntamientos de la gaviota de marras (Vomito) Por otro lado, los que un día fueron compañeros durante tres minutos me envían su colaboración triunfal en Barcelona, taller de poesía en un bar de la Barceloneta. Más asco. Una gorda tocando tambores tribales, una ama de casa que se ha apuntado al Ateneo con ganas de follarse a alguien---virtualmente--una que dice que es pedagoga y que no sabe que revolución va con v, un médico psiquiatra que es viejo y no acepta. Yo caí en el error, una vez, dos veces, no más. Y me hace gracia la situación. El “uno” conminando a su mujer a poner otro diploma en el comedor; el tío facha, ganador, sin tener ni idea de poesía y por ende, del mundo, diciéndole a su mujercita: ¿Maricarmen, has enmarcado mi diploma de natación?. Los “otros” llevan pañuelo palestino, esa orla de izquierdas que no es de izquierdas porque no tiene ni puta idea de nada. La tía que quiere ser Isadora Duncan y escribe “Rebulución”--amante de niños y viejos, nadie en su sano juicio ría con semejante engendro, progre folladora de lo que surja, fea como la madre que la parió” No cobro, luego digo.No diferencio unos de otros, cerdos al compás de Gardel o unos revenidos con rastas. Uno sabe de los errores y aprende, algo. La última vez que estuve con esta gentuza—que no es de izquierda ni ná, no saben, no contestan-- les propuse poner de fondo para el recital poético-diculpen,tengo que reír-- que sonara Albéniz. Me dijo, la come pollas, que Albéniz no era catalán y no sonaba catalán-- Ah, claro, la nueva Isadora Duncan ignoraba que Albéniz nació en Camprodon. Poco importa, ignora cosas más importantes,es obvio que le resbale lo sutil, se le pasará con el tiempo o no. Veo el funeral de Albéniz, la estación de Francia, la comitiva hasta el Liceo, el homenaje en el cementerio de Montjuic, las palabras de F. García Lorca, Margarita Xirgú. Seguirá siendo cerda, la cerda. Yo, mañana sabré. Me pesa haber tenido un hijo y condenarlo a morir, solo por eso he de demostrar la dignidad que no tengo. Y, como decía un amigo mio que decía--a saber que querrá decir, al decir-- W. Allen, “Dios no existe, Marx ha muerto y no me encuentro muy bien".
Y lucho contra la estulticia, la mía.
Me queda Panero, Gimferrer y la voz de Albéniz, os dejo. No es hora de morir, no estoy por el empeño, aunque sea federalista y me guste Albéníz y hasta la suite de Iberia. Joderos.

object width="320" height="265">

7 comentarios:

J. J. García Rodríguez dijo...

¡¡¡Bravo!!!

Enhorabuena. Lo único que me jode es que me has quitado las ganas de escribir un poema sobre los pañuelos/ bufandas palestinas. Así, en ese plan que tú acometes...

El otro día vi a una de esas imbéciles (podía haber sido también un imbécil, en masculino, por supuesto) montando en bicicleta con jodia prenda amarrada en el cuello. ¡La perra, con el calor que hace estos días!

Pasa de talleres, ahí nunca se arregla nada. Con las herramientas lo mismo se hacen un premio a medida.

La verdad que menundo disloque en Cataluña con las lenguas oficiales. Yo estaría fatal. Hablaría en esperanto o en cualquier paleolenguaje tribal, sólo por llevar la contraria a todos.

Oye, que tú no has condenado a la muerte a nadie, mujer, eso es genético, como dicen los médicos para consolarnos de todo mal... No sé, no te sientas culpable por eso.

Estoy seguro de que te habrás quedado más ancha que tó después de haber escrito esto. Un autentico desahogue, qué envidia.

¿Vas a pasarte por Los Filabres (yo estuve por trabajando por la comarca una larga temporada, qué casualidad) o por la capi?
¡Un beso!

LABELIA dijo...

Paisano, tantas cosas a decirte. Me alegra que estés. Mi abuelo--de Roqteas de Mar y de la misma Almería--me enseñó a reírme de las estulticias, pero cada ves me es más dificil. Aquí no hay problema sino el problema qu apuntan unos descerebraos. Soy lo que soy--de Almería y de Graná nacida en Barcelona-- no olvido. Y las chorradas y este, mi tiempo de cólera, me repatean el hígado--coño, que no hace falta--
Gracias
Los Filabres es la cuna de mi abuela---viva y bien viva--y yo soy eso.

BUENAS NOTICIAS dijo...

Vaya, pues sí que estás cabreada, sí... Me dejas sin palabras, Labelia.
Maravilloso Albéniz... Gracias por subir el vídeo.
Un beso gordo

Felipe dijo...

Labe, guapa, cuídate... con tu fortaleza de mente ¡lo conseguirás!

La paciente nº 24 dijo...

El mundo se rompe, si, hay algo de ordenador en el mundo –virus y troyanos incluidos-, habla con ese idioma binario indescifrable-incomprensible. Tendremos que hacer lo que dicen siempre los informáticos para arreglarlo todo: “Apague el equipo, reinicie a ver…” ¿Y dónde está el maldito enchufe? Une merde.
Yo sólo me fío de quienes se declaran con algún trastorno mental, ya lo sabes ¿no?
Dime que lo del tumor en una metáfora de algo y que yo he entendido mal todo esto de la vida.

LABELIA dijo...

Gracias, Buenas Noticias, una buena dosis de antítesis no viene nada mal. Y si, nací cabreada. Jajaja.
Felipe, gracias por pasarte. Si, con mi fortaliza de mente consigo lo que quiero y lo que no quiero, también. Eso es lo malo.
Paciente, es metafórico, afortunadamente se ha quedado en eso. En definitiva, sólo me fío de los bordeline o similares, no tienen nada que perder. jajaja.

En cuanto a lo de Barcelona-Poesía, salvo algún coloquio como los que te comentaba--Panero es un espectáculo en si mismo--lo demás me produce una vergüenza ajena de alto voltaje. Ir "del palo" y encima creérselo es peligroso, la performance puede devenir en una viñeta de El jueves.
Un abrazo.

Violeta dijo...

jajjaj, cuanto me has hecho sentir, ha sido reconfortante que uno no está solo. Felicidades..